Sobre el blog

Un día de febrero fue el que escogí para llegar a este mundo de locos. Ya hace unos cuantos años de eso y, a lo largo del tiempo, conmigo ha ido creciendo el amor por la redacción.

Aquí no vas a encontrar consejos ni trucos de nada. Simplemente las historias que salen de mi cabeza cuando me siento a escribir.

Puede que con alguna te sientas identificado y pienses “eso lo podría haber escrito yo”. Pues te animo. Hazlo.

Para mí, este blog es una vía de escape, una bonita distracción que quiero compartir contigo. Y si me estás leyendo, es que algo ya he conseguido.

¡Bienvenid@!

Anuncios