Sí, ha terminado OT 2017.

Sé que este blog no está destinado a esto, pero siento la necesidad de compartir mis impresiones y sentimientos sobre lo más interesante que me ha pasado en los 3 últimos meses: OT 2017.

Cuando me enteré de que Operación Triunfo volvía, mi primera reacción fue soltar un ‘buff… qué pereza’ como una catedral. Este programa de televisión cambió mi vida en su momento, pero lo explotaron tanto que acabó desintegrándose y a sus seguidores nos acabó cansando.

Con el recuerdo de aquella última catastrófica edición en la cabeza, vi  cómo aprovechaban el tirón del reencuentro de OT 1 para ir allanando de nuevo el terreno. Y a mí, solo me salía decir: por favor, a los muertos hay que dejarlos descansar.

Tal cual.

Pero claro, soy el alma de la contradicción y ahí estaba yo, en esa gala 0 de OT 2017, delante de la tele y con el móvil preparado para comentar por las redes lo que hacían las nuevas promesas de la canción.

concursantes
Concursantes OT 2017. Fuente: Fórmula TV

Cuando vi que aquella primera candidata, Aitana, no daba pie con bola en su canción, me froté las manos. Me lo iba a pasar pipa destripando a la gente.

Pero ojo, sé que no fui la única que lo pensó y tampoco la única que se tragó sus palabras durante el concurso.

Anoche acabó OT 2017 y no sé si es porque el recuerdo de OT 1 me queda ya muy lejano o porque, sencillamente, esta edición ha eclipsado a cualquier otra, pero para mí ha sido la mejor.

Bajo mi punto de vista, la clave ha estado en conseguir encontrar grandes talentos albergados en grandes personas. Gente joven, con motivación real y, sobre todo, no contaminados por las ansias de fama. Gente que se ha mostrado tal y como es, haciendo que nos sintamos identificados con ellos.

Por supuesto, las redes sociales han sido también clave en este éxito. Yo me enamoré de la voz de Amaia desde el minuto 1, pero de ella me enamoré viendo sus vídeos, memes, gifs y leyendo y releyendo cada una de sus grandes frases por Twitter.

El 24 horas de OT en YouTube ha sido lo más grande que podían haber hecho. Gracias a eso los hemos visto en todas sus facetas del día a día, salvo las más privadas. Aunque bueno… ¿gracias? Amaia y ¿gracias? Raoul por dejarnos comprobar que los artistas también se tiran pedos.

BAÑO
Concursantes en la academia. Fuente: Twitter

No voy a entrar a hablar detalladamente de cada uno de los concursantes, solo de aquellos que más me han sorprendido. Pero antes, quiero decir dos cosas generales.

Creo, de verdad, que todos los que entraron tenían grandes voces, aunque yo, por lo menos, a uno lo hubiese cambiado por Joao en la gala 0 (Joao fue de los pocos que me gustaron en esa gala, ¡qué ojo tengo!).

También creo que a más de uno le restó muchísimos puntos su carácter. No está mal tener carácter, en absoluto. Sin embargo, que se te olvide que hay muchísima gente mirándote y reaccionar sin pensar, te puede jugar una mala pasada en un concurso y, al fin y al cabo, eso es OT.  Pero como dije antes, independientemente de esto, todos tienen grandes voces y eso hay que reconocerlo.

Y ahora les dedicaré unas palabras a mis favoritos.

finalistas
Finalistas OT 2017. Fuente: RTVE

Desde el principio me fijé en 3 concursantes que me gustaron muchísimo.

Uno de ellos es Alfred, ese chico que para mí es una canción con piernas. El tío llegó con su trombón en la gala 0, se compuso su propio disco en la academia, se repuso de su ansiedad para salir a cantar en las galas y dio una lección a más de uno, hizo que Amaia y un buen trozo de España se enamorasen de él y ya tiene el billete para conquistar a Europa desde Lisboa. Y sin despeinarse. Encima confesó ser fan de Harry Potter y mira, pues a mí, me terminó de ganar.

Roi. Desde que lo vi y escuché en la gala 0 noté que tenía cierto rollito en su voz que me gustaba mucho y lo fui confirmando en cada gala. Si a eso le sumamos que se convirtió en la alegría de la casa, en el bromista máximo y en una máquina creadora de buen rollo, pues acabo confesando que, además de que iré a sus conciertos, me encantaría ser su amiga.

Y Amaia. Esa artista que el jurado dejó en duda para entrar en la academia en la gala 0 y ayer se proclamó ganadora. Esa misma. Esa que abre la boca para cantar y tú solo te dejas llevar. Esa que se sentaba al piano y daba conciertos hasta a sus profesores. Esa que con su sencillez y espontaneidad nos ha cautivado. Esa que te hace pensar que qué bonito sería todo si en el mundo hubiese más gente como ella (sniff, sniff 😢😢).

ganadora
Amaia, ganadora de OT 2017. Fuente: RTVE

Por último, tengo que hablar de dos personas que me sorprendieron gratamente. Una de ellas fue Ana Guerra. Yo sufría cada vez que salía a cantar porque, además de desafinar, veía que ella lo pasaba mal. Pero cuando hizo ‘clic’ y empezó a creérselo, la manera en la que llenaba el escenario me convenció del todo. Tengo que reconocer que me chirrió mucho el comentario que hizo sobre el acento canario, pero analizándolo bien llegué a entenderlo y le devolví la oportunidad que le había quitado. Tanto, que acabé votando por ella para ir a Eurovisión.

Pero la que más me sorprendió, sin duda, fue Aitana. Porque al destrozo que hizo en la gala 0 había que sumarle, encima, que la muchacha me caía mal. Por eso doy gracias al 24 horas, por dejarme ‘conocerla’ mejor. Creo que su evolución como artista ha sido increíble y que tiene todo para triunfar. Solo espero que sepan aconsejarle bien y que no se convierta en un juguete roto, porque quiero Aitana para rato.

OT 2017 ha terminado y me ha enseñado muchas cosas. La primera de ellas es que un formato que pensaba que estaba muerto, solo necesitaba un buen descanso y dar con las personas adecuadas.

Esta edición también me ha enseñado que una sola palabra en el momento perfecto puede provocar un aluvión de risas (¡sapoconcho!). Que se puede tener rollo surfero siendo de Pamplona. Que hay que ir altaneros, preciosos (o presiosos) y orgullosos por la vida. Que hay que ser sinceros hasta en prime time y si te haces pis, lo dices ante las cámaras y punto. Que los san jacobos con leche no son buena combinación. Que hay que dejar comer a todo el mundo los boniatos tranquilamente. Que hay hueco para nuevos himnos y ‘Camina‘ lo es, le pese a quien le pese. Y que aunque todavía no sé qué es Londres sin ti, tengo claro que pa’ mala, yo.

Ellaaaaaaaa.

roi sapoconcho       AMAIA MECHAS

Me temo (temor que ya tenía y que aumentó anoche con la última imagen del Chat) que volverán demasiado pronto, cometiendo el mismo error que en ediciones pasadas. Huele mucho a un octubre de OT 2018. Pero mientras eso llega (y cuando llegue, también), disfrutemos del buen recuerdo que nos ha dejado esta edición.

Gracias a este programa y a sus protagonistas por encontrar de nuevo en mí una ilusión que se había escondido hace años.

 

(Leer con tono de voz de Noemí Galera): PRIMER MARTES SIN REPARTO DE TEMAS PARA LA GALA DE OT 2017  👏

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s